EL SONIDO DEL CORAZÓN | Emociones para el coaching

Un lugar de encuentro para el cambio

EL SONIDO DEL CORAZÓN

F

ui al médico porque me dolía el corazón. Cuando terminaron de hacerme radiografías, TACs, y numerosas pruebas complicadísimas, me llamaron para darme el resultado.

― Siéntese.

― Doctor, sin rodeos, dígame lo que tengo…

― ¿Seguro que no quiere usted una segunda opinión?

― Doctor no me asuste… Por favor, me he preparado para este momento…

― Mire, le voy a ser franco… esto es un poco delicado… hemos encontrado una alteración en su sistema emocional…

― ¿Cómo? No entiendo, doctor…

― Se lo explicaré con palabras sencillas: el corazón es una bolsa compuesta por músculos con vasos sanguíneos que entran y salen de él. Está situado entre los pulmones, a la izquierda del tórax, apoyado sobre el diafragma y detrás del esternón. Para impulsar la sangre por los vasos de todo el cuerpo, el corazón se contrae y se relaja rítmicamente. La fase de contracción se llama sístole, que corresponde a la expulsión de la sangre fuera de la cavidad. La fase de relajación se llama diástole, cuando la sangre entra. Ahí es donde viene el problema… en el ritmo de su corazón…

― ¿Qué le pasa al ritmo de mi corazón, doctor?

― Es el sonido que produce… es insólito…. lo normal es que haga “lab-dap”…

― ¿Y?

― Mire, será mejor que se ponga usted mi estetoscopio y lo escuche con sus oídos.

Me puse el estetoscopio y mi cara se sonrojó hasta un punto insospechado: mi corazón en vez de sonar a “lab-dap”, decía “tequiero-tequiero-tequiero”

― Doctor, ¿y esto es grave? ― pregunté.

― ¿A usted le duele?

― Un poquito…

― Pues entonces no es grave, lo grave sería que no le doliera…

― ¿Por qué doctor…?

― Porque he buscado en mis libros “sonidos del corazón relacionados con el amor” y pone:

“Ama hasta que te duela. Si te duele es buena señal.”

Y me fui contento para mi casa, sabiendo que este dolor sería eterno.


Post a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

  • Etiquetas