Cuídate a tí mismo para poder cuidar a los demás. | Emociones para el coaching

Un lugar de encuentro para el cambio

Cuídate a tí mismo para poder cuidar a los demás.

Si viajas frecuentemente en avión como yo, sabrás de lo que voy a hablarte. En mi caso, suelo viajar solo. Mi vida está llena de aeropuertos, andenes, estaciones, hoteles, pero de todos estos lugares el que me sigue poniendo nervioso es el avión… Sí,se que vas a decir… ¿Un coach nervioso montándose en un avión? Pues si, al igual que un médico puede sentir miedo ante una enfermedad o un pescadero no gustarle el salmón: esto es una profesión, no un sacerdocio…somos de carne y hueso con todas nuestra debilidades, no os creáis nunca a nadie que no dude…Es el origen de la filosofía, la duda existencial  y la duda metódica.

Pues algo que no hago en los aviones es escuchar a las azafatas/os…Suelo tener mi iphone encendido hasta el momento que me obligan a apagarlo….Y claro, nunca me entero de algo fundamental: ¿qué hacer en el caso de una gran turbulencia (las he pasado) y que haya que ponerse la mascarilla de oxigeno? Cuando viajamos con un niño en avión, lo primero que pensamos es que si llegara el caso se la pondríamos al niño primero, ¿verdad? Claro, es lo más importante…cuidar al niño….Error. El protocolo internacional de aviación dice que primero debemos nosotros usar la mascarilla y acto seguido ponersela al infante… ¿Por qué? Pues porque si nosotros no nos cuidamos primero, probablemente nadie podrá cuidar a ese niño…

Esto ocurre en la vida…Ya he hablado en otra coacciones de este tema y ha suscitado controversia, pero aprender a respetarnos , a cuidarnos, a confiar en nosotros, a perdonar, en definitiva a ser fiel a nosotros mismos, es una manera de cuidarnos para cuidar a los demás. En tu sistema de prioridades debes ser el primer sujeto, tú mismo, porque sin tú no te cuidas, te valora, y te recargas de energía, nadie lo hará por tí…

Así que no confundamos el egoísmo con el amor propio. El egoísta no se quiere así mismo, llena su autoestima a base de utilizar a los demás en beneficio propio, bien por violencia, control, o dependencia., Amarse a uno mismo es el comienzo del amor universal: Si no nos queremos, no podemos querer a los demás.

Y para demostrar que nos queremos, vamos a ponernos la ·”mascarilla de oxigeno” cada vez que lo necesitemos, cuidándonos para poder cuidar después a los demás.

Porque tú eres la esencia de tu propia vida.


5 Comments

Responder a Maria Fernanda Garcia Reyes Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

  • Etiquetas